El Casco Histórico se engalanó con las Ferias “Cumaná de Antaño 2018”.

Con la participación de 109 stands ambientados en la época colonial, en representación de las distintas instituciones públicas del estado Sucre, el Casco Histórico de la Ciudad Primogénita del Continente Americano se engalanó el pasado fin de semana con la celebración de las Ferias “Cumaná de Antaño 2018”.

El esperado evento social y cultural, enmarcado en las festividades del aniversario número 503 de la fundación de Cumaná, fue presidido por el gobernador del estado Sucre, Edwin Rojas, y el alcalde del municipio sucre, Luis Sifontes, quienes estuvieron acompañados por las primeras combatientes Liz Sánchez de Rojas y Fermari Ortega, respectivamente.

Las máximas autoridades regionales catalogaron las fiestas como  “Un viaje al pasado y presente glorioso de esta Tierra de Gracia”, con cuyo nombre denominaron la edición del presente año 2018, que revivió con alegría, colorido y fastuosidad la historia y cultura de la época colonial del siglo XVII en la capital sucrense.

Desde tempranas horas de la tarde, las calles del Casco Histórico se fueron colmando de propios y visitantes, muchos de ellos ataviados con vistosos trajes de la época. Las viviendas exhibieron sus mejores fachadas ambientadas en la Cumaná de ayer, al tiempo que grupos musicales y artísticos animaban la velada hasta altas horas de la noche.

La ocasión fue propicia para el reencuentro, la camaradería y el sano esparcimiento de todos los cumaneses, que año tras año esperan con entusiasmo esta importante celebración. Gracias a la destacada gestión y oportuna organización del Gobierno Bolivariano del estado Sucre, tanto a nivel estadal como municipal, fue posible recobrar estas fiestas culturales que ya forman parte del gentilicio sucrense.

Como se recordará, el 27 de noviembre del año 1515 fue fundada la ciudad de Cumaná, capital del estado Sucre, por Fray Pedro de Córdoba, quien escogió esta apacible y hermosa localidad, protegida por la Península de Araya y el Golfo de Cariaco, para comenzar la conquista pacífica y evangélica de la tierra firme americana.