Edwin Rojas supervisó el Complejo Salinero de Araya con miras a producir 150 mil toneladas al año.

El gobernador bolivariano del estado Sucre, Edwin Rojas Mata, inspeccionó la industria salinera de Araya, ahora conocida como Complejo “Gran Mariscal de Ayacucho”, en el municipio Cruz Salmerón Acosta, reactivada con miras a producir 150 mil toneladas de sal al año.

El Primer Mandatario Regional destacó que, junto a los trabajadores, lograron poner en marcha esta principal empresa para la nueva zafra de la sal, tomando en cuenta la incorporación de nuevas maquinarias y herramientas, a fin de garantizar la capacidad productiva, de refinamiento,  lavado y recolección del producto.

Recalcó la participación de más de 300 trabajadores, que contribuyen por el óptimo funcionamiento de la industria, con la idea de ir incrementando la producción y potenciar a la salina natural más grande del Oriente venezolano.

“Esto sólo es posible con la clase trabajadora, que ha logrado ser vanguardia en el manejo de una empresa estatal con resultados eficientes”, agregó el Gobernador sucrense, quien subrayó que para estas labores se invierten cerca de 500 mil euros aportados por el Gobierno Nacional, de la mano del Presidente Nicolás Maduro Moros.

Durante el recorrido por las unidades de producción, acompañado por el alcalde del municipio Cruz Salmerón Acosta, felicitó a la clase trabajadora por esta experiencia positiva, que permite mantener a la industria como una referencia y orgullo del estado Sucre.

De igual forma, Rojas anunció que más de 100 Unidades Productivas de Trabajo de Familias serán impulsadas desde esta industria, con el objetivo de “formar una red productiva familiar para que la población de esta jurisdicción tenga garantizados beneficios y aportes con el proceso productivo”.

El trabajador Cruz Hernández, sostuvo que se mantienen comprometidos para que la Península de Araya se convierta en municipio piloto para la exportación de sal, pues tienen la visión de reimpulsar el complejo con apoyo del Estado venezolano. Para ello, pidió al pueblo, y a las autoridades regionales y locales, confianza en quienes laboran dentro de la industria, donde obtuvieron la mayor capacidad y experiencia en la producción salinera.

Por su parte, para Arnoldo Jiménez, jefe de Producción, “el Gobernador revolucionario llegó a escuchar nuestros pedimentos, en cuanto a herramientas necesarias para explotar nuestras salinas, que serán el impulso nacional para generar divisas a la nación”, quien reafirmó su compromiso de producir, contando con las maquinarias adecuadas para potenciar a la región.